Chaquetas Ciclismo de Invierno

Inicio > Productos Ciclismo > Chaquetas Ciclismo de Invierno

Elegir bien una chaqueta de invierno es clave para poder disfrutar del ciclismo justo en la época del año en el que las condiciones meteorológicas son las menos propicias para pedalear.

Realmente se nos hace difícil entender cómo se las apañaban hace veinte o treinta años los aficionados al ciclismo para pedalear en invierno. Actualmente es impensable ver a un ciclista en los meses de más frío sin su correspondiente chaqueta “antiviento”. ¿Pero, qué quiere decir “antiviento”? Es sencillo, actualmente toda la ropa de ciclismo: culotes de invierno, guantes largos para invierno, cubrebotas…– han sido confeccionadas con una membrana antiviento que nos protege del viento, del frío y, en menor medida, del agua. La principal virtud de este tipo de membranas es que han conseguido compatibilizar dos principios aparentemente contrarios: aislamiento y transpiración.

La membrana antiviento es un invento de mediados de los años ochenta. Fueron los ingenieros de la empresa alemana Gore Bike Wear quienes descubrieron que si aplicaban una capa de Teflón expandido (PITFEe) conseguían aumentar la capacidad aislante de una prenda ciclista. La clave del invento es que al expandir el Teflón (material aislante) aplicándole calor conseguían crearle millones de microporos que permitían la transpiración de la prenda, manteniendo en gran medida las propiedades aislantes.
Curiosamente, Gore tuvo que crear su propia línea de ropa ciclista con este sistema porqué los fabricantes de aquella época no creyeron en el “Windstopper”, fue así como nacieron las primeras prendas ciclistas con la primera membrana antiviento y con ellas las Chaquetas Windstopper de Gore.

Al expirar la patente, muchos fabricantes han desarrollado su propia membrana usando un principio similar al original (con variantes en función de la calidad de la prenda). Aún así, muchas marcas prefieren pagar la licencia Windstopper por el prestigio que implica.

El nacimiento del Gore-Tex
La membrana Windstopper protege del viento y del frío pero NO es impermeable, son sólo “hidrorrepelentes”; es decir, protegen de una lluvia fina, pero en caso de lluvia insistente la prenda calará. Esto es así porque una membrana antiviento convencional no permite termosellar las costuras de la prenda, con lo cual el agua al final lograría entrar en el interior. Para remediar eso, Gore –una vez más– evolucionó su membrana para crear el Gore-Tex, un tipo de tejido también transpirable y, este sí, completamente impermeable porque permite termosellar las costuras. Nacieron las Chaquetas Gore-Tex de Gore.
Del mismo modo que sucede con Windstopper, podremos encontrar la membrana Gore-Tex en prendas de esta marca y en prendas de otras firmas. Hay que destacar que es la única membrana de este tipo (impermeabilidad y transpiración) que podemos encontrar actualmente en el mercado –quizás por ello, las prendas con Gore-Tex tengan un precio bastante elevado–.

¿Cuándo debo utilizar estas Chaquetas?
Encontraremos membranas Windstopper de varios tipos y aplicadas en las chaquetas en diferentes proporciones. Para temperaturas más suaves, de entretiempo, la prenda llevará protección contra el viento únicamente en la parte frontal de las mangas y en el torso, mientras que en temperaturas más bajas, se usará en el 100% de la prenda, aunque las chaquetas con Windstopper, son prácticamente imprescindibles para pedalear cuando la temperatura baja de los 15ºC. Nos protegerán del frío exterior, del viento y repelerán las primeras gotas de agua. Si queremos una protección extra, una última capa aislante, un chubasquero técnico de gama alta que nos proteja en climas lluviosos con mucha humedad cómo puede ser el norte de España entonces deberemos escoger entre chaquetas con Gore-Tex.

¿Debo utilizar 2 o 3 capas?
La repuesta debe mantener en equilibrio varios aspectos: comodidad, flexibilidad, aislamiento, sensación térmica y transpirabilidad.
Ya hemos comentado como el Windstopper o el Gore-Tex afectan al aislamiento siendo transpirables, pero… ¿nos proporcionan la comodidad y el calor suficiente? Esto se responde con el tipo de chaqueta que escojamos, Softshell o Active (Hard) Shell. La primera, de alta gama, muy suave y sobre todo muy elástica, permite un gran ajuste al cuerpo y no sólo nos aísla del exterior sino que por su acabado de lanilla nos genera calor.
La segunda, mucho más rígida y delgada aísla incluso más que la anterior, pero no genera calor, sólo conserva el generado por el cuerpo, por lo que induce a una mayor sensación de frío, son las chaquetas que se conocen como “membranas”.
En la mayoría de los casos y dependiendo del grosor de cada una, normalmente con una Softshell utilizaremos 2 capas y con una Active Shell, es más probable que utilicemos 3.
Lo que no pueden resolver las chaquetas es en qué zona practicamos ciclismo, a qué horas salimos a rodar o si somos frioleros o calurosos. Si vamos a estar poco tiempo a temperatura baja, quizá sean mejor tres capas y guardar la chaqueta en la mochila cuando suba. Hay que tener en cuenta que si salimos sólo con dos capas, no podremos quitarnos la chaqueta en todo el recorrido.

Qué no debo utilizar!
Lo importante en cualquier actividad física prolongada en invierno, además de aislarse del exterior es mantenerse seco. El sudor provoca roces, se enfría rápidamente bajando nuestra temperatura corporal y puede acarrear problemas de hidratación disminuyendo nuestro rendimiento. Debemos pues de evitar cualquier chubasquero convencional de plástico, pues no transpira, y substituirlo por cualquier chaqueta de Gore-Tex Soft Shell o Active Shell según las capas que llevemos. Tampoco deberemos usar camisetas de algodón de primera capa, aunque nos agrade el tacto retienen el sudor y provocan frío. Es mucho mejor llevar una de las camisetas térmicas para ciclismo de Gore o algún maillot.

Equipo Retto

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 4,00 out of 5)
Cargando…
Newer Post
  1. La verdad es que las chaquetas de la marca Gore son muy caras pero te satisfarán con el resultado, es una de las mejores prendas (por no decir la mejor) que me he comprado para salir con la bici en invierno, es una maravilla, me alegro de haberla adquirido, aunque sigo diciendo que es bastante cara.

  2. Yo tengo una chaqueta windstopper-soft shell y es espectacular,en este mes de febrero en pamplona donde vivo , he salido con -8 grados y con tan solo una camiseta interior y esta prenda y lo dicho espectacular.

  3. Yo uso una de marca Etxeondo y va genial. precio caro pero la prenda lo compensa. debajo térmica de marca Under Armour. y con eso voy perfecto

  4. estoy desesperado por que me doi cuenta que la vestimenta de cicloturistas es para gente normal por decirlo de alguna manera.yo estoi
    buscando una chaqueta termica y hasta ahora no he encontrado nada
    yo tampoco soy ningun figurin pero sin la bicicleta no tengo otra diversion.
    mis medidas son PECHO:124CM CINTURA:130CM CADERA:124CM
    ALTURA:170CM. YO CREO que se tendria que hacer mas ropa para los mas ” GORDITOS”.TAMBIEN TENEMOS DERECHO A HACER DEPORTE.SALUDOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *