¿Cuándo cambiar las zapatillas de running?

Inicio > Productos Running > ¿Cuándo cambiar las zapatillas de running?

Conocer cuando cambiar las zapatillas de running es necesario para tu rendimiento. En Retto te dejamos 8 señales que te permitirán rendir al máximo.

8 señales para conocer cuando cambiar las zapatillas de running

Piel agrietada, suela desgastada, escasa amortiguación… Descubre los síntomas para conocer cuando cambiar las zapatillas de running.

Una de las preguntas frecuentes entre aquellos que nos calzamos las zapatillas con asiduidad tiene que ver con su renovación, es decir, cuándo habría llegado el momento de cambiar las zapatillas runnig. Y no es de extrañar pues el calzado es la parte del equipamiento más importante de un runner –le aleja de sus lesiones, influye su rendimiento, equilibrio, velocidad y resistencia, etcétera-. Por fortuna, existen una serie de señales que emiten tus deportivas que te indicarán si es el momento de comprar unas zapatillas de running nuevas.

Piel agrietada

Aunque las estrías podrían ser consecuencia de un mal cuidado del calzado, lo normal es que surjan surcos en la piel cuando has recorrido demasiados kilómetros con ellas.

Suela desgastada

Especialmente en la zona del antepié, sometida a mayor abrasión.

La mejor opción no es esperar

La mejor opción no es esperar

Pérdida de amortiguación

Aunque a simple vista no percibas una corrosión en la suela, es probable que esta pérdida de masa se haya producido en la mediasuela, que será menos densa y,  por lo tanto, carecerá de la requerida amortiguación.

Escasa sujeción y falta de estabilidad

Probablemente porque se ha ensanchado de tanto usarla y porque el upper (la parte superior) se ha descosido.

Rozaduras

Fruto del desgaste en determinadas zonas, pueden salirte ampollas, rozaduras y o sufrir otros problemas dermatológicos. Detectar con tiempo cuando cambiar las zapatillas de runnig te ayudará en tu sufrimiento diario.

Partes despegadas

Al margen de modelos específicos, la mayoría de ellas están formadas por una suela, media suela, y la parte que aloja el pie. Si has tenido que pegarlas entre sí más de una vez, ha llegado el momento de decirles adiós.

Plantillas rotas

No se trata de un síntoma determinante, pero si extraes la plantilla y tiene determinadas zonas muy gastadas, es señal de que han aguantado un gran kilometraje (o de que no estás pisando bien).

Deformaciones

La mejor manera de comprobar si han perdido su forma original es mirarlas desde atrás con la vista a su misma altura. Verifica si se inclinan hacia un lado, por ejemplo.

Por supuesto, estas cuestiones dependerán del tipo de calzado –por ejemplo, el de competición tiene una vida útil inferior que el de entrenamiento porque sus materiales son más ligeros, y de la calidad por la que, en su día, te decantaras, el cuidado y uso que les has dado,  tu peso corporal, la frecuencia con la que las has llevado, el terreno y un largo etcétera de condicionantes puramente lógicos. Al empezar todos estos síntomas podrás encontrar respuesta tu pregunta: ¿Cuándo cambiar las zapatillas de running?.

La hora del cambio

La oferta es enorme, tanto en zapatillas para hombre como en sus modelos más específicos de zapatillas para mujer, ya sea en la modalidad de trial cómo la de asfalto o triathlón. Para el momento de decidir cuando cambiar las zapatillas de running no será un problema encontrar la opción que mejor se adapte para tu pie.

No puedes perder de vista tampoco que, de manera general, las firmas especializadas recomiendan renovarlas tras recorrer entre 800 y 1.000 kilómetros. Sin embargo, son muchos los deportistas que deciden alargar esta vida útil, exponiéndose así a lesiones y a complicaciones diversas. Nada como fijarte para ahorrártelas.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *