EVITAR ROZADURAS AL CORRER Y OTROS PROBLEMAS

Inicio > Productos Running > EVITAR ROZADURAS AL CORRER Y OTROS PROBLEMAS

Evita rozaduras al correr, ampollas y otros problemas dermatológicos cuando te calces las deportivas, permitirá mejorar tu rendimiento.

Evita rozaduras al correr, ampollas y otros problemas dermatológicos cuando te calces las deportivas.

A pesar de que la carrera es una modalidad deportiva que implica múltiples beneficios para nuestra salud, en ocasiones y fruto de unas zapatillas nuevas, un calzado demasiado rígido o una talla incorrecta, una mala técnica de pisada, el sobre-entrenamiento o, simplemente unos calcetines muy finos, pueden ocasionarte pequeñas lesiones en los pies. Así, ampollas, rozaduras, durezas, uñas negras, quemaduras solares, encamaciones se encuentran entre las molestias más comunes. Por fortuna, hay maneras para evitar rozaduras al correr.

Pie de atleta

Una infección micótica (por hongos) frecuente en las pieles secas. Se presenta como una lesión escamosa, roja, entre los dedos de los pies, que escuecen. Para evitar rozaduras al correr escoge siempre zapatillas de running transpirables, evita los calcetines de algodón y usa polvos anitimicóticos para mantenerte alejado de este problema. Y si ya lo tienes, emplea pomada anti hongos y alivia la quemazón con agua fría y vinagre.

Evita rozaduras al correr

Evita rozaduras al correr

Ampollas

respuesta defensiva de nuestro organismo y molestas sin igual, se manifiestan en forma de burbuja llena de líquido. Su origen suele ser el exceso de fricción o de humedad, entre otros. De vital importancia unos buenos calcetines para correr, incluso cambiarlos si haces una carrera larga. Para hacerlas más llevaderas, ni se te ocurra pincharlas. Espera a que se sequen y cúbrelas con apósitos.

Rozaduras

se trata de una lesión ocasionada, como la anterior, por la fricción repetida de la ropa o el calzado sobre la piel. Pueden producirse en cualquier parte del cuerpo. Son especialmente sensibles las zonas de las axilas, los abductores y la de los pezones. Para ahorrarte las molestias, lo mejor será decantarte por mallas para correr y prendas técnicas más o menos ajustadas, sin costuras, y embadurnarte de vaselina. Mantener tu piel hidratada, asimismo, resulta fundamental.

Uñas negras

se trata de pequeños hematomas que aparecen bajo las uñas como consecuencia de una presión excesiva, una talla incorrecta, una biomecánica de pisada deficiente o similares. Evitarlas dependerá, en gran medida, de la elección de las zapatillas. Que no aprieten pero que sujeten el pie. Lo único que puedes hacer si ya es demasiado tarde es esperar a que caiga la uña y acelerar la cicatrización y crecimiento con pomadas específicas.

Otros consejos para evitar rozaduras al correr

Al margen de las recomendaciones comentadas, resulta conveniente que te quites las deportivas en cuanto acabes de trotar. Sumerge tus extremidades en agua fría y caliente para activar la circulación sanguínea, lo agradecerán. A continuación, cálzate unas zapatillas de ir por casa o sandalias transpirables.

Recuerda que tus pies son los encargados de soportar tu peso, los responsables de la calidad de tus desplazamientos. Mímalos con esmero y cariño, se lo merecen, ¿no crees?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *