Los doctores de La Vuelta a España | De vuelta con Nieves #15

Inicio > Noticias Ciclismo > Los doctores de La Vuelta a España | De vuelta con Nieves #15

Esa figura tan importante en las carreras y que a menudo pasa desapercibida. Entre sus funciones hay la de tratar al ciclista durante y después de la carrera, siempre teniendo en cuenta las restricciones que le imponen. Los doctores de La Vuelta, no te lo pierdas.

La Vuelta y los doctores empezó con un vizcaíno, Isidro Salinas.

En una entrada anterior te conté la relevancia que está cogiendo la figura del Chef en la competición ciclista, sin embargo los doctores son también parte fundamental de la competición y su vinculación con La Vuelta empieza con Salinas. Era amigo de las familias Bergareche y Echevarría (organizadores de la Vuelta). Vivía en Lekeitio, que fue donde se empezó a gestar la organización de la Vuelta. No sabía nada de medicina del deporte, pero le liaron para ir a la Vuelta.

Isidro Salinas Gaminde nació en Lekeitio el 15 de Junio de 1915, en Kanpiloa. Murió el año 2001.

Asistencia médica en La Vuelta. Tuvo que pedir medicamentos en los laboratorios y llenar con ellos una caja para atender a los ciclistas. Así empezó el servicio médico de la Vuelta. Le ponían un coche y se arreglaba con cuatro pomadas. Luego repartía lo que tenía entre los corredores: las cremas, los jarabes… cuando a Salinas la salud no le acompañó empezó a colaborar en el 72. Fernando Astorqui, uno de los médicos mas queridos junto a su colega Juan Mari Irigoyen. Fue emocionante, impresionaba estar con Agostinho, Perurena Fuente, Linares, los líderes de la época, tratábamos de todo hasta las caídas, que tanto miedo nos daban. Aunque entonces los corredores se caían menos. Había menos ciclistas en las carreras e iban más lentos.

Juan Mari Irigoyen a la izquierda y Fernando Astorqui a la derecha. | BORJA AGUDO

Nosotros heredamos la confianza que tenían los corredores en el Dr. Salinas, algo muy importante.

Así hasta que después de treinta años alternando con el Doctor Txomin Grande, decidieron ceder el testigo a José Ignacio Lara y su equipo.

La forma de actuar del servicio médico es tener un poco de psicología, tratando de ver siempre a pesar de todo el lado positivo tratando de tranquilizar el corredor. No están permitidos los corticoides en ninguna de sus variantes. Todos los roncodilatadores como el Ventolin no se pueden utilizar sin permiso de la UCI (Unión Ciclista Internacional). No pueden tomar anticatarrales como el Frenadol o la Couldina (medicamentos que llevan efredina). Por ello en el coche lo que suelen llevar son antiinflamatorios que están permitidos en caso de necesidad, lo minimo. Durante la carrera hoy, en el coche de asistencia médica, José tiene que hacer un vendaje por un dolor en la muñeca. Otro corredor se acerca con problemas de estómago y le proporciona un protector gástrico. Realmente los ciclistas en competición no pueden tomar algunos medicamentos habituales que solemos tener en nuestro botiquín porque darían positivo en el test de dopaje.

Juan María Irigoyen:

Yo estaba haciendo el segundo año de residente de cardiología en Cruces. Convencí a mi jefe, Miguel Iriarte, para que me dejara ir. Sólo me puso una condición: que le hiciera un electrocardiograma a cada ciclista. No cumplí. Sólo hice uno. Y, al volver, se lo entregué todo sucio, con toda la mierda de la carretera.

Juan María Irigoyen durante la Vuelta 2012. | Unipublic

La Vuelta de 1977 acababa en Donosti. Y la penúltima etapa terminaba en Urkiola.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *