Comprar una bicicleta nueva – Consejos antes de salir

Inicio > ¿Cómo se hace? > Comprar una bicicleta nueva – Consejos antes de salir

Comprar una bicicleta nueva es un momento único para todos los ciclistas: después de haber mirado y remirado todas las opciones posibles, haber valorado componentes, garantías y especificaciones hasta notar como te queman las pestañas, devorar revistas y páginas web del sector para estar bien formado, informado y tomar la mejor decisión.

Después de todo esto, visitas la página de Retto y encuentras el mejor precio en tu bici elegida, compras tu bicicleta nueva en pocos clics, desde la comodidad de tu casa y en la talla adecuada, sabiendo que si hubiera algún problema, nuestro Servicio al Cliente te lo solucionará al instante, y esperas esos pocos días para recibirla en casa.

Ver Bicicletas en Retto

Pocos días que seguro te parecerán eternos porque lo que quieres es empezar a pedalear con tu nueva bicicleta lo antes posible. Una vez recibes tu inconfundible caja de bicicleta en la comodidad de tu casa y antes de que te lances en tromba a rodar con ella, en Retto queremos darte una pequeña guía para saber qué hacer una vez ya tienes a tu nueva amiga en casa:

Lo primero es sacarla de su embalaje y comprobar que todo está correcto y que tanto es el modelo que has comprado como la talla adecuada. A partir de aquí recomendamos repasar que toda la tornillería está bien apretada (sin embargo, si compras tu bici en Retto no deberás preocuparte de ello, pues revisamos todas las bicicletas en nuestro taller antes de ser enviadas) y colocar a la medida correcta tanto sillín como manillar.

En Retto pre montamos las bicicletas al máximo para que no te cueste nada ponerla en orden de marcha pero esto dependerá enormemente del tipo de bicicleta y de su embalaje ya que lo primero es la seguridad del transporte y el cuidado de tu bicicleta. También tendrás que comprobar que las ruedas están hinchadas convenientemente y si tu bicicleta incluye suspensiones, recomendamos comprobar que el aire o la dureza de las suspensiones sea el adecuado según tu peso y perfil de ciclista.

Para todos estos puntos, es obligatorio leer con atención los manuales del usuario que enviamos junto con las bicicletas para hacerse una idea exacta de los pasos a seguir. Una vez tenemos todo lo anterior chequeado, debemos fijarnos en los pedales: las bicis a partir de una gama media no suelen incluir pedales así que deberás colocar tus pedales a no ser que hayas comprado unos nuevos a la vez que has comprado la bicicleta. Si necesitas unos pedales nuevos, al mejor precio, aquí los encontrarás.

De igual manera, los porta bidones no suelen estar incluidos por lo que no está de más prever este aspecto. Una vez realizado este paso, recomendamos el uso de protecciones para cuadro en los puntos críticos de roce y desgaste para asegurarnos una larga vida del cuadro. Podemos usar productos como Bikeshield o AMS Bike protection.

Una rápida ojeada a los cambios de marchas para asegurarte que todo está en orden y comprobar que los frenos están correctamente ajustados (sobre todo si son de disco) y una manía que en Retto tenemos que es comprobar que los cierres de las ruedas están correctamente colocados y apretados.

Recuerda que pasadas unas 10 o 20 horas de uso es muy recomendable volver a repasar todos estos aspectos mecánicos ya que las bicis nuevas tienden a necesitar un re apriete para asentarse correctamente.

¿Necesitas herramientas para revisar tu bici nueva?

Con todo esto ya tenemos la bici casi lista: faltará adaptar nuestros gadgets personales como bolsas de herramientas, recambios que adherimos a la bici y sobretodo los dispositivos electrónicos que usamos en nuestras salidas: cuenta kilómetros, GPS, potenciómetros, etc.

Una vez ya está totalmente preparada y lista para la acción aún nos quedan una par de trámites burocráticos que la gente suele obviar pero que en Retto recomendamos encarecidamente hacer. El primero es registrar la bici en la base de datos de la marca a efectos de activar la garantía, para ello únicamente necesitarás la factura oficial de compra y el número de bastidor del cuadro, un número que normalmente puedes encontrar en la zona del pedalier.

En ocasiones, el número está detallado también en la factura. Así tu bici estará cubierta por la garantía de la marca, que como mínimo es de dos años aunque hay marcas que ofrecen garantía de por vida, normalmente en cuadros únicamente. El último trámite que recomendamos es inscribir tu bici en el registro de bicicletas de la Dirección General de Tráfico o autoridad de tráfico autonómica e incluso local para que en caso de robo, sea mucho más fácil su denuncia, rastreo y recuperación.

Este es el último paso antes de que salgas a pedalear con tu nueva amiga.

Ahora que ya lo tienes todo listo, quizás te interese saber como transportar tu bicicleta y así ¡poder disfrutarla en multitud de entornos! No te pierdas las mejores marcas de portabicicletas.

Adelante y disfruta!

Entrenamiento en casa - Alternativas al rodillo
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )

SUSCRÍBETE

para estar al día de los últimos artículos publicados.

You have successfully subscribed to the newsletter

There was an error while trying to send your request. Please try again.